GALERIA. PETROPICTOS..NOTICIAS. DRAGONES. EVENTOS.....LIBROS. POSTERS. COMPRAR. CIRUELO. EMAIL. ENGLISH

Entrevista publicada en el sitio El Foco, el 23 de enero de 2001 - OTRA ENTREVISTA

Dibujando fantasía con Ciruelo
Por Miranda Shultz

Ciruelo Cabral creó con el lápiz un mundo de dragones, princesas desnudas, hadas y elfos. Sus dibujos ilustran las cartas de Magic, los libros del cineasta George Lucas, el último disco de Steve Vai y hasta son imágenes de culto que muchos llevan tatuadas en el cuerpo.

Argentino al fin, vive en España desde 1987. Cuando en 1990 publicó Dragon´s World -un libro dedicado por completo a la figura del dragón- se consagró como uno de los dibujantes más conocido del estilo llamado Fantasy. Pero antes ilustró varias de las tapas de la revista Fierro y la tapa del disco Fuego Gris de Luis A. Spinetta fue obra de su invención. El Flaco escribió sobre él: "Con su cabeza de brujo/el arte de Ciruelo perfuma el lamento noctámbulo y frío". Ahora está en Buenos Aires para presentar más de cien de sus trabajos. Son sesenta ilustraciones sobre papel y cuarenta petropictos los que integran la muestra del Palais de Glace.

- ¿De cuándo son los trabajos que estás exhibiendo?
- Hay trabajos de cuando tenía 18 años y también hay actuales. Por ejemplo están las tapas de Fierro, de Uno Mismo, de Humi, también hay publicidades y hasta un impreso de la película Hombre Mirando al Sudeste que muy pocos saben que lo hice yo. Pero también están los trabajos actuales como los que estoy haciendo en EEUU. Las tapas de la trilogía literaria Willow de George Lucas.

- ¿Cómo describirías tu estilo?
- Es lo que, en inglés, se llama Fantasy. Se podría traducir como Fantasía épica. Es un estilo que encierra una estética de fantasía medieval muy sajona con dragones, elfos y hadas que existen y son parte del folklore en estos países. Fue lo que Tolkien convirtió en literatura fantástica. En Europa estos ambientes son parte de la vida diaria. Uno agarra el auto y va por un camino y se cruza con un castillo. Pero, a pesar de esto, el género tiene su mayor escuela en Estados Unidos. Es esa la meca para los dibujantes. A pesar de que no hay castillos en ese país. Tal vez no hay dragones pero los dinosaurios son americanos. Y, además, en Estados Unidos hay una gran comunidad irlandesa. La combinación de dinosaurios y esta tradición puede ser la causa de esta escuela en ese país.

- Desde afuera ¿cómo se ve a los dibujantes en Argentina?
- Hay un algo que decimos con Horacio Altuna y Juan Giménez -dos dibujantes que también viven en España- "mientras en Argentina sigan existiendo pelotas y lápices, van a seguir existiendo grandes dibujantes y futbolistas".

- ¿Por qué crees que acá hay tantos buenos dibujantes?
- En Buenos Aires se desarrollan artistas de gran calidad a pesar de que no hay fuentes donde trabajar. Muchos terminan yéndose a Europa o a Estados Unidos donde son muy reconocidos. Afuera llama mucho la atención la calidad de los dibujantes argentinos. Creo que tiene que ver con las condiciones de vida propia de la inestabilidad. En los países del Primer Mundo la gente se inserta en el mercado laboral a los 30. Acá a los 16 los pibes ya están a mil y llegan a los 20 con muchas horas de vuelo que en el resto del mundo desarrollado. En estos países no hay presión para trabajar a esa edad. Recién aparece a los 30 después de haber ido a la universidad y tener tres o cuatro master internacionales.

La historia de los petropictos
Ciruelo vive en Sitges, un pueblo español cerca de Barcelona, que él describe como un lugar de montaña y playas de piedras. De allí surge el trabajo sobre las piedras, llamados petropictos. Un verdadero invento de Ciruelo y que también se exhiben ahora en Buenos Aires.

"Los petropictos -explica- nacieron por mi pasión por las piedras que no es otra cosa que mi pasión por la naturaleza. Desde hace muchos años colecciono piedras. Fue un día hace 6 años que agarré una y empecé a dibujarla. No modifiqué su forma, ni lo sigo haciendo. Porque me gustan la textura y las formas naturales que tienen las piedras. Cuando decido trabajar en una es un proceso. La estudio, la visualizo y veo por ejemplo si puedo dibujar un elefante. Es una técnica con la que logro una escultura solamente a través de la pintura. Después de verlas terminadas muchos me han dicho que es imposible que no haya tallado la piedra".

- ¿Qué elementos usás?
- Aprovecho las texturas y el volumen natural de la piedra, pinto con aerógrafos y termino de darle una forma a algo que ya es tridimensional. Cuando empiezo a pintarlas aparecen cosas que no vi en primera instancia. Es algo muy mágico. Es un diálogo. No me siento que soy el único artista involucrado, solo hago un pequeño porcentaje del resultado final.

- Hace tres años que no te presentás en la Argentina ¿cómo ves la convocatoria de la muestra? (Se presentó en Buenos Aires durante enero y febrero de 2001)
- Me sorprende que haya gente joven que me conoce. Creo que es porque ellos consumen productos norteamericanos. Ser uno de los artistas de Magic sirvió para mantener el vínculo con los argentinos.

- ¿Cómo te parece que fue mantenido ese vínculo, a través del juego de rol?
- El valor que tuvo este tema de las cartas es que cada una de ellas es una obrita de arte. En realidad, lo que hizo Magic fue expandir el género Fantasy por todo el mundo. Los dibujos son de una enorme calidad. Contactan a los mejores ilustradores que hay. Los seguidores saben todo sobre el tema. Son verdaderos conocedores. Algunos se sorprenden al encontrar un argentino dentro de los dibujantes. En muchos casos el proceso que se da es que esos chicos que compran las cartas después pasan -a través de ellas- a la literatura fantástica. Y muchos han entrado después al mundo de la ilustración.

OTRA ENTREVISTA............................................................................